Estos son algunos de los tipos de accidentes de trabajo más frecuentes

Estos son algunos de los tipos de accidentes de trabajo más frecuentes

 

 

Resbalones, Tropezones y Caídas o Slip & Fall

 

Uno de los más grandes riesgos es trabajar en las alturas. Cuando trabajas en estas condiciones, las probabilidades de una caída fatal aumenta. Las caídas desde escaleras son las más comunes, pero las caídas desde andamios y otras plataformas son potencialmente mortales.

 

Desgarros musculares:
Los músculos tensos son otra lesión común relacionada con el trabajo, ya que cualquier persona que levante objetos pesados en el trabajo probablemente corre el riesgo de sufrir un desgarre. Las lesiones de espalda y cuello, son las más comunes, en general son las que más tensión reciben mientras se trabaja.
Este tipo de lesiones son prevenibles, un poco de estiramiento básico y técnicas de levantamiento adecuadas puede marcar una gran diferencia.
Ser golpeado por objetos que caen:
Este tipo de accidente de trabajo es muy común en entornos tipo almacén. Los objetos que caen de los estantes o de los armarios pueden causar lesiones graves, generalmente la víctima es tomada desprevenida, por eso la importancia de cumplir siempre con las normas de seguridad dentro de un área laboral.
Desgaste por movimientos repetitivos:
Este tipo de lesión es un problema que se ha vuelto cada vez más común en los lugares de trabajo a lo largo de los años.
Desde trabajos en salones de belleza hasta oficinistas frente a un teclado, cualquier movimiento repetitivo de las articulaciones, puede impactar de manera negativa a nuestra salud. El impacto acumulativo puede ser grave en algunos casos, por lo que se deben tomar precauciones.
Los empleadores deben fomentar en los trabajadores que tomen los descansos apropiados cada cierto tiempo. Del mismo modo, los equipos ergonómicos, como las carretillas de mano o incluso sillas de oficina, pueden marcar una diferencia.
Choques y colisiones:
Los accidentes que resultan en lesiones por choque o impacto también son bastante frecuentes en el trabajo. Ya sea que se trate de automóviles, camiones o incluso vehículos más pequeños, como montacargas, pueden tener consecuencias serias.
Los patrones deben garantizar que los cinturones de seguridad y otras precauciones de seguridad estén colocados y funcionando en todas las unidades móviles.
Cortes y laceraciones.
Todo tipo de instrumentos de oficina puede terminar dejando un corte doloroso. Desde sierras eléctricas hasta guillotinas de papel. Las causas más comunes de estas laceraciones incluyen una capacitación deficiente, procedimientos de seguridad inadecuados y no llevar la protección adecuada.
Los jefes pueden ayudar a prevenir tales accidentes al proporcionar equipo de seguridad adecuado y poner en práctica los procedimientos correctos, incluida la capacitación.
Inhalar vapores tóxicos:
No es muy común trabajar con productos químicos peligrosos. Los que lo hacen corren el riesgo de reacciones en la piel o los ojos, así como lesiones potencialmente más graves cuando se exponen a ellos sin protección.
El equipo de protección, como lentes de seguridad, es indispensable en estas situaciones, por lo que los empleadores deben asegurarse de proporcionar a los trabajadores el equipo que necesitan para evitar la exposición peligrosa.
La exposición al ruido fuerte:
Las lesiones en los oídos siguen siendo comunes, entre otras cosas porque muchos trabajadores industriales siguen expuestos a ruidos fuertes mientras trabajan. La sordera industrial puede ser una causa para recibir una compensación vitalicia. Las medidas de seguridad, como la protección auditiva, pueden hacer mucho para evitarlo.

 

Frente a esto es importante contar con una Pre-paga que garantice calidad y acompañamiento  en salud.