Los cuidados en la salud de los niños y niñas en los primeros años son muy importantes, ya que de ellos dependerá que puedan tener un desarrollo completo,  tanto físico,  como emocional.  Las visitas periódicas al pediatra ayuda a tener un control constante sobre la salud de los niños.
Es muy importante conocer con qué frecuencia debes llevar a tu hijo al pediatra. Primera evaluación: se realiza en el momento del nacimiento del niño. Momentos después del parto, un pediatra le realiza la revisión al bebé y monitoriza sus primeras horas de vida.

• Otras consultas fundamentales son durante la primera y segunda semana de la vida del pequeño, para aplicar la primera vacuna.

A partir de ahí, el resto de vacunas se aplicarán en un plazo de dos o tres meses cada una.

• Hasta que el niño cumpla un año, los especialistas recomiendan una revisión a los 2, 4, 6, 9 y 12 meses. Más tarde a los  15 y 18 meses.

• Cuando el niño alcance los dos años de edad, lo recomendable es acudir al pediatra al menos una vez al año.

La importancia de las visitas al pediatra en  la infancia y la adolescencia es crucial, ya que la prevención y la respuesta rápida a los problemas de salud son elementos clave en el desarrollo saludable del niño.
Es por eso que a la hora de tener una Pre-paga, tenga una amplia cartilla de prestadores en pediatría. La Salud de un niño es responsabilidad de todos los adultos

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.